Test drive

Manejamos el Ford Focus de Hidrógeno

Ford espera tener en 2015 una tecnología de hidrógeno viable para la comercialización

Manejamos el Ford Focus de Hidrógeno

No hay duda, el hidrógeno como combustible es el futuro del automóvil, ¿la razón? Se trata del elemento más abundante del planeta, aunque no se puede encontrar en estado puro, comúnmente está asociado al oxígeno formando agua por lo que uno de los retos más grandes es cómo obtenerlo y almacenarlo, para luego distribuirlo a las estaciones en las que recargarían los autos.

Debido a lo anterior, los fabricantes de automóviles se han interesado fuertemente en desarrollar la tecnología que permita impulsar los automóviles a partir del hidrógeno, no solo se trata de Ford, también hay desarrollo por parte de Daimler (Mercedes–Benz), BMW, General Motors, Mazda, Honda, etc. Quizá de todos ellos el desarrollo que más vale la pena mencionar es el de Honda ya que su vehículo Clarity se encuentra disponible en leasing en el Estado de California E.U. para un selecto grupo de personas que deben cumplir con una serie de condiciones, con lo cual, la firma está utilizando estos vehículos como un laboratorio de pruebas en el mundo real.

 

Un auto de Hidrógeno es Un auto eléctrico

Los vehículos de hidrógeno más avanzados en realidad no son más que un auto eléctrico que en lugar de rodar con energía almacenada en una batería lo hacen con la energía obtenida al hacer pasar oxígeno e hidrógeno por una sofisticada y costosa unidad denominada Celda de Combustible. Dicha celda que en realidad es la unión de muchas (440 Celdas en el caso de este Focus de Hidrógeno) genera electricidad mediante el siguiente proceso:

1. Se hace pasar por un electrodo de la celda el Hidrógeno almacenado a 5.000 psi (el estándar de la industria será 10.000 psi) y por el otro Oxígeno bombeado por un compresor.

2. Ambos elementos pasan a lo largo de una membrana que está compuesta por metales preciosos como el Paladio que separa los electrones del Hidrógeno, mismos que son utilizados para surtir el motor eléctrico, los protones atraviesan la membrana y se unen al oxígeno.

3. Al terminar el paso de los elementos por la celda, se obtiene electricidad para el motor por un lado y vapor de agua por el otro al unir el hidrógeno des ionizado y el oxígeno.

De acuerdo con los ingenieros de Ford, el reto más grande desde el punto de vista de ingeniería para las Celdas de Combustible es la proporción y distribución del Hidrógeno, Oxígeno y Agua en la Celda para lograr que cada una de las membranas entreguen el mejor desempeño posible, sin degradarse demasiado.

Este Ford Focus Hydrogen Fuell Cell Electric Vehicle fue la primera generación de vehículos de Hidrógeno para la firma del óvalo azul, se produjeron un total de 60 unidades sobre la plataforma del Focus I y si fuera necesario tasarlos, su valor sería de 1 millón de dólares aproximadamente. Tan solo el tren motor (Celda de Combustible y Motor) tiene un valor cercano a los 90 mil dólares.

Debido a que los componentes son muy pesados, Ford empleó Fibra de Carbono, aluminio y demás elementos

Los componentes principales del vehículo son:

- Celda de Combustible con 440 celdas
- Tanque de Hidrógeno de 5.000 psi de presión capaz de almacenar 4kg
- Motor eléctrico de 65 kW (85 CV) 
- Transmisión de una sola velocidad
- Batería Ni-MH Sanyo
- Frenos regenerativos

Detrás del volante

Como buen auto de propulsión eléctrica la respuesta es bastante briosa gracias a la entrega instantánea de torque, el Focus de Hidrógeno tiene aceleraciones de 0  a 50 km/h dignas de un motor V6 aunque conforme aumentamos la velocidad, la respuesta se va haciendo menos contundente hasta que cercano a los 100 km/h el auto comienza a sentirse pesado y algo lento. La frenada al igual que en otros vehículos que recuperan la energía se siente poco firme, aunque el auto se detiene sin problemas. En resumen aunque se trata de un vehículo de preproducción y en etapa de desarrollo, el manejo es muy similar al de cualquier otro vehículo y prácticamente idéntico al de un híbrido como podría ser el Toyota Prius o el Ford Fusion Híbrido.

¿Podrán sustituir los autos de Hidrógeno a los de Combustión?

De acuerdo con los ingenieros de Ford, todos los fabricantes se encuentran en el mismo punto del desarrollo de la tecnología de Celdas de Hidrógeno, ya que hasta el momento no se ha encontrado alguna manera de abaratar dramáticamente su costo (aunque actualmente una Celda de Hidrógeno cuesta un tercio de lo que costaban las de primera generación), lo que al final del día impide su viabilidad para ser producidos en masa. Adicionalmente está el tema de la producción y almacenamiento ya que el Hidrógeno es producido a partir de Gas Natural principalmente, aunque también se genera partir de energía nuclear, otra manera es descomponiendo agua, pero el proceso demanda mucha energía. Idealmente el hidrógeno debiera poder ser producido de fuentes renovables como la energía solar o eólica.

Ford visualiza que en el futuro estos vehículos emplearán Celdas de Hidrógeno mucho más pequeñas y eficientes que se apoyarán en un paquete de baterías de iones de litio, con lo que la tecnología se abaratará sustancialmente, aunque eso en definitiva no significa que los vehículos de hidrógeno sustituirán a los de combustibles fósiles en el corto o mediano plazo.

Rubén Hoyo recomienda

Contanos que opinas