Test drive

Autocosmos se sube a la moto: probamos la BMW C600 Sport

Manejamos uno de los dos maxiscooter de BMW, la nueva solución de movilidad urbana que propone la marca.

Autocosmos se sube a la moto: probamos la BMW C600 Sport

Retomando nuestras pruebas ocasionales de motos en Autocosmos, decidimos recomenzar con esta nueva solución de movilidad presentada por BMW. Se trata de un scooter (una moto en la que los pies están libres de controles) pero con un motor más grande que le permite al conductor salir a la ruta sin problema el fin de semana y circular en ciudad los días laborales evitando el tránsito y haciendo sus trayectos más divertidos.

BMW ha llamado a este concepto "maxiscooter" y presentó dos versiones del mismo. El primero (la versión que probamos) es el C600 Sport que está más enfocado al uso citadino e incorpora soluciones prácticas para que dos personas lo utilicen sin problema. El segundo es el C650 GT, el cual está más orientado al confort y ofrece elementos de lujo y tecnologías que lo hacen más práctico para viajar en ruta por mayor tiempo.

Ahora sí, empecemos a examinar nuestro maxiscooter BMW C600 Sport.

 

Características técnicas y mecánicas

Como comentábamos antes, este maxiscooter ofrece un motor más grande de lo acostumbrado en los scooters citadinos. El tren motriz está formado por un dos cilindros en línea de 647cm3 que entrega 60 CV a 7.500rpm y 65 Nm de torque a 6.000 rpm., aunado a una transmisión continuamente variable (CVT) con embrague en seco centrífugo, lo que significa que el usuario no tiene que preocuparse por realizar los cambios de manera manual, sólo de acelerar y frenar.

La suspensión delantera es de horquilla invertida mientras que la trasera es basculante de un solo brazo. Las llantas son de 15 pulgadas adelante y atrás, lo cual le da mayor seguridad a altas velocidades.

Como es tradición en todos las motos de la marca bávara, el maxiscooter BMW C600 Sport cuenta con frenos de disco (dos adelante y uno atrás) con sistema antibloqueo ABS, para un manejo más seguro.

Toda esta tecnología y motor más grande tienen su precio, y el C600 Sport lo paga en el peso total del vehículo, que es de 249 Kg, bastante elevado para este tipo de moto.

Mide 2,155mm de largo, 1,378mm de alto y 877mm de ancho con retrovisores, así que es una moto de buenas proporciones.

El tanque de combustible es de 16 L con una reserva de 4 L, así que la autonomía de este scooter está entre los 300 y 350 Km con un consumo promedio de 18 Km/l aproximadamente.

 

Confort

El BMW C600 Sport está pensado para obtener un buen desempeño, practicidad y confort en ciudad, así que cuenta con interesantes propuestas y detalles que lo hacen realmente un scooter de más capacidad.

Por ejemplo, está el parabrisas ajustable en tres posiciones (en su símil GT es de ajuste eléctrico pero en éste es manual de tres posiciones), tiene una computadora de viaje que nos puede decir el consumo promedio y la distancia recorrida por tramos, un gráfico con el nivel de combustible en el tanque, cuenta con dos compartimentos debajo del manillar que resultan muy prácticos para guardar cosas y que queden bien a mano, pero lo más importante es el sistema expandible del compartimento para los cascos, guantes, camperas, etc. colocado debajo del asiento y llamado por la marca "BMW Flexcase". Éste se puede expandir al estar detendia la moto, bajando una red que queda en contacto con la rueda trasera (por eso es que necesita estar parada la moto y no arranca si no se regresa a su lugar), dejando espacio hasta para dos cascos y algunos extras.

Además, está toda la protección contra el aire para las piernas y el lugar para acomodar los pies que le da mucho confort tanto en ciudad como en ruta.

Finalmente están todos los accesorios de BMW que le ayudan a ser más práctica todavía y a darle un toque más personal a tu maxiscooter. Entre ellos se destacan: el asiento y los puños calefaccionados, el parabrisas deportivo y tintado, el escape deportivo de la marca Akrapovic, la alarma antirrobo, luces diurnas en LED, soporte para el GPS, top case y bolsa interior del mismo, un puente portaequipaje para la parte trasera, candado de seguridad, bolsa central que se coloca entre las piernas, deflectores para las manos, topes anti caída, detalles cromados, cargador USB y la más importante, una protección impermeable para las piernas que evita que el conductor se moje sin tener que hacer uso de un impermeable personal.

 

Comportamiento dinámico

Lo primero que nos llamó la atención cuando probamos este C600 Sport de BMW Motorrad es el tamaño, ya que como bien lo dice su nombre de maxiscooter, luce como un scooter pero con medidas de una moto mediana. Lo segundo fue que el manillar está bastante retirado de la rueda delantera, más hacia atrás pero nada que no nos pudiéramos acostumbrar al poco tiempo, y tercero fue el peso, ya que aunque es bastante maniobrable, sí es considerablemente más pesado que cualquier scooter y que varias motos pequeñas.

A pesar de estos contratiempos, logramos acostumbrarnos al manejo y la verdad es que una vez que lo hacés, resulta algo muy gratificante ya que el C600 Sport responde muy bien al acelerar, frenar y doblar. Esto es la gran ventaja que tiene sobre un scooter citadino común y que le da un poco más de tiempo de uso, al poder salir de la ciudad sin problemas y divertirte en la ruta.

Algo que sí se tiene que tener en cuenta es que las llantas son considerablemente más pequeñas que las de una moto y que cuando el pavimento es irregular, la moto sí se puede llegar a mover. Fuera de eso, el manejo es extraordinario y muy divertido.

Lo más impresionante es la practicidad con la que cuenta de serie, ya que mientras que a una moto más grande le tenés que comprar un top case para poder dejar el casco u otros objetos que podrías cargar al circular, en ésta simplemente levantas el asiento y lo acomodas en el compartimento. Y si es necesario, el mismo se puede expandir para guardar un segundo casco. Además están los compartimentos debajo del manillar que son excelentes para guardar los guantes u otros objetos que necesitás que estén más a la mano, los que además quedan completamente secos.

 

Conclusión

Desde que se presentaron estos modelos de maxiscooter por parte de BMW, nos pareció una propuesta interesante. Y ahora que tuvimos oportunidad de conducir uno por un tiempo, nos terminó de convencer la idea. Es sumamente práctico, divertido y tenés la capacidad de ir a donde se te ocurra.

Eso sí, debemos de decir que la calidad de algunos plásticos no nos convenció mucho, como los de las puertas de los compartimentos debajo del manillar, que para el precio de este vehículo deberían sentirse mucho más duraderos y firmes.

Fuera de esto, nos pareció una gran propuesta que atraerá a otro tipo de clientes que busca la comodidad de una moto pero sin sacrificios en manejo y seguridad o a usuarios de motos más grandes a los que les gusta conducir en ciudad pero a veces les resulta cansador.

El precio, la verdad la coloca en un segmento complicado, ya que una G650 GS o F700 GS son un poco más baratas y capaces (mayor altura, llantas más grandes, etc.) pero eso sí, menos prácticas. Tendrías que analizar para qué la usarías principalmente, ya que si tu respuesta es en ciudad, el C600 Sport sería mejor opción.

 

 

 

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinás? Contanos