Novedades

Alimentando Corazones en una Kombi de 1974

Una pareja colombo-venezolana recorrió 30 mil kilómetros en 10 países.

Alimentando Corazones en una Kombi de 1974

Muchas veces, los que piensan en recorrer medio continente lo piensan dos veces, sea por motivos de seguridad, el estado de las rutas y más que nada por el dinero. Sin embargo, una joven pareja integrada por Rudolph Arias, canadiense de nacimiento pero criado en Venezuela y la colombiana Luisa Manrique, le dieron rienda suelta a sus ganas de viajar por el mundo y por una causa muy noble: llevar por donde pasaban alimentos, juguetes para los niños y una compañía para los ancianos.

Antes de comenzar esta travesía por Sudamérica, Rudolph y Luisa personalizaron y adaptaron para vivir, una VW Kombi de 1974 anaranjada. El recorrido inició el 1 de mayo de 2013 y finalizó el domingo pasado.  Fue una aventura en la que conocieron lugares inhóspitos y otros característicos de las geografías de cada país, compartieron vivencias con las personas del lugar y vivieron con la naturaleza “tal como Dios la dispuso”. 

Recorrieron 10 países: Colombia, Venezuela, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador. Más de 30 mil kilómetros a través de los cuales llevaron su mensaje sobre la realización de los sueños, y entregaron donaciones en juguetes, ropa y alimentos a las personas más necesitadas que encontraron en su camino. Rudolph y Luisa llegaron a Bogotá montados en su vieja VW Kombi, con una gran satisfacción del deber cumplido en sus rostros.  

Cabe señalar que para el desarrollo de esta misión, los fundadores fueron donando parte de sus ingresos procedentes de la venta de diferentes artículos artesanales que ellos mismos elaboran y de prendas de vestir, además de otras donaciones que recibieron en el recorrido de cientos de personas que se unieron a su causa.  En sólo un año lograron dar alimento a más de mil adultos y ancianos.

El recorrido de Rudolph y Luisa a través de Alimentando Corazones incluyó talleres de motivación, jornadas recreativas en escuelas, colegios y entidades que enteradas de su labor, los invitan a realizar a compartir el mensaje.

Lo importante de este tipo de iniciativas es poder llamar la atención de empresas públicas y privadas para el bien común de una sociedad que lo necesita. Ojalá en un futuro haya muchos más jóvenes con este espíritu de ayuda hacia los demás, y por supuesto, más viajes alrededor del mundo a bordo de una Kombi, modelo ejemplar de VW.

La aventura continúa: Luisa y Rudolph estarán dos meses en Bogotá preparando su nueva ruta “Alimentado Corazones” que los llevará hasta México.

 

 

Fernando Díaz recomienda

Contanos que opinas