Tuning

FIAT 500 M1 Turbo Tallini Competizione, pequeño demonio

El chiquito se prepara para darle una paliza al asfalto.

FIAT 500 M1 Turbo Tallini Competizione, pequeño demonio

El FIAT 500 tiene una doble personalidad, por un lado está el pequeño y simpático auto, por el otro el rápido y divertido deportivo. Ahora, también tiene una rama más radical que Abarth con este pequeño demonio.

Preparado por el especialista Road Race Motorsports, el 500 M1 esconde 250 caballos debajo de su pequeño capot, pero además tiene todo tipo de modificaciones para domar a esa tropilla. Lo primero que se destaca es el cuerpo realizado en fibra de carbono, que además de ahorrar 54 kilos, es más ancho dando espacio para el grueso caucho Toyo Proxes.

Continuando con el derrotero de competición, no podemos dejar de nombrar el diferencial de deslizamiento limitado, las nuevas suspensiones con amortiguadores Bilstein y equipo de frenos que reduce en un 20% las distancias de detención. Si todo esto fuera poco, la aerodinamia también fue trabajada sumando bocas y salidas de aire, faldones adelante y en los laterales, un difusor trasero y un alerón.

El interior sigue la misma línea con jaula antivuelco, asientos de competición y arneses de 5 puntos. Todo este despliegue requiere invertir 100.000 billetes verdes, pero puede empezar en los USD 15.000 si elegís solo unas pocas modificaciones. El precio es bastante insano aún comparado con el Abarth 695 Biposto, aunque seguramente más competitivo que el del Lazzarini Design con el V8 de una Ferrari 458 Italia. Nosotros creemos que con los 160 CV del Abarth 595 Turismo Edición Limitada comercializado en el país alcanza para divertirse, ¿no?

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos