Tecnología

Skully AR-1, el casco más avanzado del mundo

El futuro de los cascos para moto, ahora.

Skully AR-1, el casco más avanzado del mundo

Hoy en día es importantísimo estar conectado en todo momento, inclusive cuando manejamos. Esto es algo que saben las marcas automotrices y que han explotado en los últimos años con tecnologías de info-entretenimiento que se conectan con tu Smartphone, GPS y redes sociales, haciendo más fáciles las tareas de contestar un correo mediante comandos de voz, cambiar de música, introducir una dirección en el navegador, etc. Pero ¿qué hay de las motos?

Sabemos que existen aparatos que se enlazan mediante Bluetooth a tus dispositivos móviles y que quedan acoplados al casco, pero no habíamos visto algo que estuviera tan integrado como el Skully AR-1.

La compañía es de fundación reciente y hasta ahora no había puesto a la venta ningún producto, pero no es que estuvieran perdiendo el tiempo sino que desde 2013 realizaron pruebas para crear el casco tecnológicamente más avanzado que hemos visto.

Para empezar, el cuerpo de policarbonato no es solo lindo sino que cumple con las reglamentaciones DOT y ECE de seguridad, además, fue diseñado en el túnel de viento para lograr una mejor penetración aerodinámica. La mica cuenta con tecnología electrocrómica que permite obscurecerla de manera instantánea al toque de un botón, además, está acoplada a la forma del casco para evitar turbulencias y ruido.

En la parte trasera encontramos una cámara con un lente angular (180°) que le permite al conductor ver lo que sucede detrás de él, una desventaja que tiene andar en moto y que hasta ahora solamente lo resolvía ReVu con un sistema de espejos y una “ventana” en la parte trasera del casco. ¿Dónde se proyecta la imagen de esta cámara? En una pantalla que actúa como un Head-up display colocado en la parte interna del caso antes de la mica. Además de mostrar la vista trasera, también proyecta las instrucciones del GPS –incluido, no de un dispositivo externo-, del teléfono como llamadas entrantes y la información de la música que podés venir escuchando al mismo tiempo.

Poco a poco se irán integrando más funciones y la idea es llegar a que muestre información relacionada con la moto como el nivel de combustible o advertencias por ejemplo.

Uno podría pensar que un dispositivo con tantas cosas pude ser difícil de operar pero Skully lo resolvió utilizando comandos de voz. Gracias a esto, no es necesario sacar las manos del manillar para contestar una llamada, programar el GPS o cambiar de canción.

Todo esto parece de ciencia ficción ¿cierto? Pero lo que resulta asombroso es que Skully ya ha empezado la preventa del AR-1 por internet. Por ahora se trata de una campaña de sólo 30 días en los que podés comprarlo por unos "módicos" USD 1.500 aproximadamente, aunque también podés adquirir uno de los prototipos que usaron para el desarrollo –que además incluye otro casco de producción final por “sólo” ¡25.000 dólares!

El precio final rondará los 1.500 o 2.000 billetes verdes. Costoso sí, pero hemos visto cascos más caros con menos tecnología incluida. Los colores son negro y blanco, ambos en acabado mate.

¡El futuro nos ha alcanzado!

 

 

Skully AR-1

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinás? Contanos