Tecnología

Tips para calibrar la presión de aire en los neumáticos

Si la presión es muy baja o alta, la excesiva temperatura puede ocasionar a una falla que podés prevenir.

Tips para calibrar la presión de aire en los neumáticos

Con la adecuada cantidad de aire, los neumáticos tendrán un mejor rendimiento, durarán más y ahorrarán combustible. La “cantidad adecuada” de presión de aire para están especificados por el fabricante del vehículo y puede ser diferente entre las ruedas delanteras y traseras.

Para empezar, comprobá la presión (incluida la rueda de auxilio), al menos una vez al mes y antes de un viaje largo. Para tener una lectura filedigna, esto debe realizarse con los neumáticos en frío (o cuando hayan recorrido menos de dos kilómetros). Si tenés que manejar más de dos kilómetros para probar la presión de aire, medíla presión antes de partir y al llegar a la estación de servicio donde vas a inflar, una vez allí añadí la presión necesaria. Por ejemplo, supongamos que la presión recomendada es 32 psi, en frío midieron 29 psi y al llegar a la estación de servicio midió 35 psi, si es así vas a tener que inflar 3 psi hasta ubicar la presión en caliente en 38 psi y volver a chequearlo en frío.

Generalmente, vas a poder encontrar la presión correcta en una placa o adhesivo en el marco de la puerta, la guantera o en la tapa del depósito de combustible. Si tu vehículo no tiene esta placa, consultá el manual del vehículo, con el fabricante de los neumáticos o su punto de venta. La placa o adhesivo te dice el peso máximo del vehículo, la presión en frío recomendada y la medida elegida por el fabricante del vehículo.

¿Por qué pierden presión los neumáticos?

Los neumáticos pierden presión de forma natural por un proceso de permeabilidad. Los cambios en la temperatura exterior pueden afectar la forma en la que las ruedas pierden aire. Este cambio es más pronunciado con tiempo cálido. Hablando en general, un neumático pierde una o dos décimas de bar por mes con tiempo frío y algo más con tiempo caliente. Recordá que la presión baja es la principal causa de un pinchazo, así que como ya te hemos dicho, comprobá la presión regularmente.

Nunca saques aire o reduzcas la presión cuando están calientes si medís la presión y te parece demasiado, es normal que las presiones suban con el rodamiento. Asegurate que las válvulas tengan su protección de goma para mantenerlas libres de la suciedad y humedad. De ser posible, cambiá las válvulas cada vez que reemplaces un neumático.

 

 

 

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinás? Contanos