Tecnología

Clínica Toyota de manejo en los médanos

Nos subimos a una Hilux Limited y te pasamos los mejores consejos para entrar a la arena y salir victorioso.

Clínica Toyota de manejo en los médanos

Muchos usuarios de SUVs creen que basta con tener un vehículo alto y con tracción a las cuatro ruedas para enfrentarse a los médanos. Así, cada verano muchas “camionetas” se quedan varadas en la arena y varios embragues agonizan en la tarea de desencajarlas. Para ello, Toyota brinda clínicas de manejo seguro y travesías off-road a cargo del experto Guillermo Nin y su equipo de pilotos. Invitados por la marca participamos a bordo de una flamante Hilux Limited.

La acción comienza los días martes y viernes cuando se dicta las charlas, y continúa miércoles y sábados cuando se realiza la excursión por los médanos de Pinamar. Es importante aclarar que pueden participar personas que no sean clientes de Toyota siempre y cuando sus vehículos tengan tracción 4x4 permanente y reductora o baja.

En la charla se explican de manera simple y didáctica algunos consejos básicos y vitales para poder encarar la arena y salir sanos, salvos y felices.

- Ante cualquier superficie que no sea asfalto seco, hay que conectar la tracción 4x4, esto maximiza el agarre y la seguridad.

- Bajar la presión de los neumáticos antes de entrar a la arena, pero no menos de 16 libras para no destalonar las cubiertas. Por este último punto, tampoco se recomienda dar volantazos con las gomas bajas.

- Ante cualquier duda sobre el terreno es preferible poner la Baja, esto reducirá considerablemente la posibilidad de encajarnos.

- Tanto en trepada como en descenso, los médanos deben encararse siempre de frente, nunca en diagonal, para evitar un vuelco.

- Si el vehículo no lograra llegar hasta la cima, hay que sacar el pie del acelerador y dejar que se detenga. Acto seguido hay que colocar marca atrás y dejar que descienda manteniendo la línea recta.

- Si estuviéramos yendo de costado en un médano, en el momento en que la trompa de la camioneta apunte hacia abajo, no hay que contradecirla sino apuntar con la dirección hacia abajo, acelerar levemente y luego seguir descendiendo en línea recta sin acelerar.

- Existe la posibilidad de “surfear” los médanos, sin embargo, dado que requiere algo de pericia y experiencia, en la clínica prefieren no explicar la técnica.

- Hay que evitar pisar freno y el embrague ya que el propio motor se encargará de proveer la desaceleración necesaria.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas