Novedades

No vas a creer como termina este choque entre un tren y una limusina

Un espectacular accidente con consecuencias sorprendentes.

No vas a creer como termina este choque entre un tren y una limusina

Cuando hablamos de accidentes entre un tren y un auto, evidentemente el que siempre sale con la peor parte es el segundo, ya que va sobre ruedas y no sobre rieles.

A continuación te presentamos el desafortunado caso de un Chrysler 300C convertido en una larga, larga limusina que paseaba a unos jóvenes en un pequeño poblado, hasta que el chofer llegó a un cruce de ferrocarril, y como es habitual, el responsable conductor se detuvo, miró hacia ambos lados de la vía del tren y al encontrar el camino libre emprendió de nuevo la marcha. Dado que la vía del tren se encontraba a una mayor altura que el camino, el largo vehículo inició la maniobra cuando para sorpresa de todos, y debido a la larguísima distancia entre ejes, se atoró al más puro estilo de la Bestia Negra de Obama en Europa -ojo, nos referimos al vehículo negro del presidente de los EE.UU-.

Los desesperados tripulantes, así como el dueño del vehículo bajaron del mismo, y se percataron que el tren venía raudo y veloz al fatídico encuentro, una escena cien por ciento Hollywoodesca, cuyo desenlace ya pueden imaginar… Un largo ferrocarril de más 10,000 toneladas se encontró a la limusina blanca, y la atropelló.

Todo mundo podría pensar que el vehículo se habría partido en dos, y lo más increíble es que no fue así, ya que éste se fue patinando sobre los rieles, empujado por el tren. El viaje duró más o menos un kilómetro, y aunque parezca ilógico y dada la magnitud del accidente, los daños no fueron tan destructivos, debido a que en el momento del impacto ya no había nadie dentro del Chrysler 300 y los daños no llegaron a deformar el largo habitáculo.

Evidentemente, todos ese día tuvieron mucha, muchísma suerte, ya que los daños fueron únicamente materiales para el auto, y como era de esperarse a la locomotora no le pasó absolutamente nada.

Un tren atropella a una limosina

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinás? Contanos