Test drive

Prueba nuevo MINI 5 puertas

La versión más práctica del clásico MINI

Prueba nuevo MINI 5 puertas

MINI es una marca que ha evolucionado muchísimo desde que es propiedad del Grupo BMW. Ahora, con la nueva generación de los Cooper y Cooper S, la marca británica introduce una configuración de carrocería diferente, un hatchback pero de cinco puertas, una curiosa solución ya que las puertas traseras son mucho más pequeñas que las delanteras. Se alargó ligeramente la distancia entre ejes así que se gana más espacio en las plazas traseras pero se mantiene el mismo volumen del baúl.

El resultado es un MINI Cooper con un poco más de espacio, más práctico y que luce casi igual –o por lo menos más similar- al concepto original del MINI y no como el Countryman que es una interpretación completamente distinta.

La conformación de cinco puertas está disponible tanto con el motor de tres cilindros turbo como con el nuevo cuatro cilindros 2.0L turbo, ambos con tecnología Twin Power Turbo. Esto es para los llamados Cooper y Cooper S modelos.

 

Características técnicas y mecánicas

Bajo el capot encontramos el nuevo motor de cuatro cilindros 2.0L con turbo twin scroll para mitigar el retardo del mismo, control variable de árboles de levas (VANOS), inyección directa, sistema Start-Stop y apertura de válvulas VALVETRONIC. La entrega es de 192 CV y 279 Nm de torque y es el mismo que se utilizan en diferentes versiones de los BMW Serie 3 y Serie 4. En el caso de la versión evaluada, está acoplado a una transmisión automática de seis velocidades que manda la tracción al eje delantero como es tradición en la marca; pero también existen versiones con caja manual, también de seis relaciones.

La suspensión es ahora ajustable electrónicamente ya que con los modos de conducción: Mid, Green y Sport se puede endurecer o suavizar, permitiéndonos tener un auto más cómodo pero también más deportivo cuando lo requerimos.

 

Interior y equipamiento

Esta generación del MINI Cooper ha crecido en todas direcciones y la verdad es que aunque sigue siendo un auto que podemos catalogar dentro del segmento de los compactos ya nada tiene que ver con el concepto original del Mini clásico. Esto es como un estigma que ha seguido a la marca y que el público tiene que entender ya que es imposible construir un auto moderno con las medidas de antes.

Una vez expuesto esto, podemos decir que el nuevo MINI Cooper es mucho más cómodo y espacioso, además esta versión con dos puertas extra gana espacio en la parte trasera. Viajar atrás de todas formas no es lo más cómodo, pero sí saca de un aprieto el tener un poco más de distancia para las piernas y que tenga un acceso individual. Eso sí, únicamente podrán viajar cuatro adultos dentro del vehículo pues hasta los asientos están divididos de esta forma. Los materiales del interior son realmente de la mejor calidad y nos dan la sensación de un auto 100% premium.

 

Comportamiento dinámico

Los productos de la marca MINI siempre se han caracterizado por entregar una conducción deportiva y divertida de estilo Go Kart. En generaciones anteriores del MINI Cooper y todavía más acentuado en el Cooper S, la suspensión era demasiado dura como para usarse cómodamente en la ciudad. La primera generación con cubiertas Run Flat era firme como una tabla y poco a poco fueron disminuyendo hasta encontrar el punto exacto en esta generación donde tenés una suspensión un poco rígida, pero cómoda.

La dirección de asistencia eléctrica entrega muy buena retroalimentación, además de que casi no presenta el fenómeno llamado Torque Steer en donde al acelerar en 1º o 2º tira hacia un lado.

La transmisión es también muy buena, rápida y eficiente. Podemos utilizarla en modo normal, seleccionar el modo Sport –que únicamente afecta a la transmisión- o inclusive en modo manual mediante la misma palanca o las levas de cambio colocadas detrás del volante.

Algo que no nos gustó del todo es la sensación de los frenos, que después de hacerlos trabajar duro en una ruta sinuosa pueden llegar a sentirse esponjosos. No es que no vaya a frenar, pero te resta un poco de confianza.

 

Conclusiones

Esta es sin dudas la generación de MINI que mejor sensación nos ha entregado. No sólo se siente realmente premium, también es mucho más usable, más práctica, cómoda para la ciudad o uno completamente deportiva al tocar un botón.

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinás? Contanos