Autoshows

Citroën CXperience Concept, reviviendo al CX

Solo podía ser París el lugar escogido por Citroën para dar a conocer su CXperience Concept, un auto que como dice su nombre, se inspira en el CX de 1974.

Citroën CXperience Concept, reviviendo al CX

Citroën al fin hace la presentación de su concept CXperience, un sedán de 4.8 metros de largo y apenas 1,37 metros de alto, que le devuelve la esperanza a los fans de la marca gala de volver a disfrutar con un sedán de vanguardia. Como bien dice el nombre, se hace énfasis en la aerodinámica y por lo mismo en lugar de una carrocería de 3 volúmenes, el CXperience luce orgulloso una silueta fastback de 5 puertas, la que nos recuerda muchos modelos de Citroën, especialmente el modelo que le da su nombre, el CX.

Opiná en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Diseñado por Citroën Styling en el Centro de Diseño en Vélizy, en las afueras de París, el CXperience Concept expresa nuevos códigos estéticos de la marca. La carrocería color verde mar nacarado "Mizuiro" entrega un mensaje de lujo casual, a partir del diseño y materiales. Otra característica de diseño distintiva que contribuye a la personalidad del CXperience son las puertas traseras que abren hacia la parte superior del techo, con una apertura de un ángulo vertical de 90° (en línea con las ruedas), algo muy típico de los concepts.

El habitáculo del CXperience es un reflejo del programa de desarrollo y diseño Advance Comfort de Citroën, un trabajo de líneas limpias y contemporáneas. Está decorado en un tono amarillo cítrico, con un gran énfasis en el diseño de los asientos, que están tapizados en un tejido de malla acolchada del mismo color. Los respaldos cuentan con madera de nogal en un  tono claro, al igual que el tablero de instrumentos. 

El CXperience es impulsado por una plataforma hibrida plug-in que contempla un propulsor naftero de entre 150 y 200 CV, más una unidad eléctrica de 80 kW. El CXperience puede ser accionado en modo eléctrico en la ciudad con un alcance de 60 kilómetros. En ruta, el consumo de combustible puede limitarse mediante el uso de las dos formas de energía conjuntas en fases de aceleración sucesivas. En la autopista, el motor de combustión interna se hace cargo para ofrecer un rendimiento real, con una potencia total que se acerca a los 300 CV. Las baterías del CXperience son de 3 kWh y se pueden cargar en cuatro horas y media con un sistema de carga estándar, o en menos de 2:30 horas con una solución de carga ultra-simple basado en un cargador de 6,6 kW para la conexión a una toma de 32A.

¿Veremos algo del CXperience en los futuros modelos de Citroën? De seguro que si, en un futuro C5 o C6. Quién sabe.

2016 Citroën Press Conference - Paris Motor Show (Mondial Auto)

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinás? Contanos