Test drive

Prueba Ford Focus SE MY2017: Democracia Tecno

El clásico mediano del óvalo se renovó y no solo trajo nuevas tecnologías, sino que las distribuyó más generosamente en toda su gama.

Prueba Ford Focus SE MY2017: Democracia Tecno

El Ford Focus tiene una larga tradición en Argentina donde es producido desde su primera generación. La tercera y actual encarnación se presentó aquí en el 2013 y que en 2015 recibió una actualización, especialmente a los parámetros estéticos del Kinetic Design 2.0

La gran novedad de este año vino con el denominado MY2017 cuya actualización se centró en los contenidos con algunas tecnologías nuevas, pero sobre todo sumando muchos de sus trucos a casi toda la gama.

 

¿Qué hay de nuevo viejo?

Entre las novedades que tenemos para toda la gama del Ford Focus nos vamos a encontrar con LEDs en los faros delanteros, alarma volumétrica y perimetral, y el retrovisor antideslumbramiento. Pero lo más interesante está en no hacernos sentir “pobres” si no pudimos llegar a la versión tope de gama.

lo más interesante está en no hacernos sentir “pobres” si no pudimos llegar a la versión tope de gama

Ya desde la versión SE, la segunda de abajo hacia arriba y la primera con el 2.0L no encontramos con tapizados en cuero (o símil), climatizador bi zona y una pantalla color de 4,2” en el cuadro de instrumentos que nos da muy buena información y reemplaza al anterior display monocromo de las versiones bajas. Pero ninguna de estas es la auténtica vedette en el renovado Ford Focus MY2017.

 

SYNC3 al poder

También desde la versión SE, el equipo multimedia pasa a ser mediante una pantalla multitáctil de 8” que sube una generación, y la diferencia se nota.

Ford dice que el nuevo SYNC3 es 10 veces más rápido que el anterior, no nos pusimos a cronometrarlo, pero la diferencia es clara, funciona muy bien, es fluido y responde perfectamente a los gestos multitáctiles (como hacer zoom con 2 dedos), casi al nivel del mejor Smartphone o Tablet.

es fluido y responde perfectamente, casi al nivel del mejor Smartphone o Tablet.

Además, tenemos un nuevo menú, especialmente en la home donde podemos visualizar al mismo tiempo los mapas, música y teléfono. Y como si eso fuera poco, Ford recordó que nada reemplaza a los controles físicos, así que dejó una serie de botones y perilla, para facilitarnos la vida.

Finalmente, pero no menos importante, el SYNC3 se puede “mantener al día” más fácilmente descargando las actualizaciones de la red e instalándolas e mediante un USB. Ahora, si lo que queremos es que el sistema se actualice casi a la misma velocidad que las aplicaciones de nuestro teléfono, tenemos Mirror Screen quie funciona con los productos de la manzanita o del androidide.

 

Comportamiento dinámico

Inicialmente uno se sienta en un auto de última generación y ve que solo tiene 5 cambios (las versiones Powershift doble embrague son de 6º) y empieza a pensar que no es tan moderno. Después de manejar al Ford Focus, puedo decir que no extrañé tanto la falta de un cambio, el empuje en ciudad es muy bueno, y el motor viaja relajado en ruta, algo que sumado a la insonorización de la cabina nos da un muy buen confort de viaje.

el empuje en ciudad es muy bueno, y el motor viaja relajado en ruta

Si bien en esta tercera generación el Focus empezó a preocuparse más por el refinamiento de marcha, dejando de lado algo de su clásico filo dinámico, sigue ponderando entregar ese plus en la interface conductor/máquina. La dirección eléctrica perdió algo de tacto, las suspensiones concedieron algo más al confort, pero las respuestas al volante siguen siendo instantáneas y la selectora de cambios es una delicia, tanto que quisiera la 6º solo para poder pasar un cambio más.

 

Vida a bordo

Ya dijimos que el Ford Focus está muy bien insonorizado, a esto le sumamos que los plásticos y encastres son de muy buena calidad, al menos de la cintura para arriba de la cabina. Solo llama la atención que las contrapuertas tengan un recubrimiento rígido en la parte alta.

seguramente Ford buscó reforzar más la idea de modernidad que de elegancia

Personalmente, siento que el tablero y la sección central tan voluminosos invaden mucho el habitáculo restando sensación de espacio, y que los decorados no son más elegantes, aunque seguramente Ford buscó reforzar más la idea de modernidad que de elegancia.

 

Espacio interior

En términos generales el segmento de los sedanes medianos creció mucho, y hay marcas que cuando tienen un hatchback y un sedán ofrecen distancias entre ejes distintas. Esto no sucede en el Focus, y esto quiere decir que la versión sedán es más corta que varios de sus competidores. Esto no molesta en la amplia capacidad del baúl, pero limita el espacio trasero para las piernas. ¿Quiere decir que es malo? No, simplemente que no es líder en este aspecto.

 

Conclusiones

Cuando llegó al país la tercera generación del Focus tenía muchísima tecnología, pero casi toda estaba concentrada en las versiones tope de gama… y después las demás iban perdiendo un poco de ese encanto. Ahora tenemos en casi toda la gama esos elementos y además mejorados.

No solo tenemos el nuevo display del cuadro de instrumentos, también tenemos el SYNC 3 que es mucho mejor que el anterior y lo tenemos ya desde la versión SE. Por lo demás sigue siendo el mismo buen auto que conocimos siempre, con muy buen andar y foco hacia los que disfrutamos manejar.

Opiná en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Ford Focus MY2017 a prueba por Autocosmos

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos