Tuning

Roush P51 Mustang, un muscle car no apto para cualquiera

El taller estadounidense creo un verdadero monstruo del asfalto.

Roush P51 Mustang, un muscle car no apto para cualquiera

Siempre es bueno demostrar todo nuestro potencial, y el tuner Roush Performance de Estados Unidos se lo tomó muy a pecho ¿Por qué? Este taller armó a partir de un Mustang GT un muscle car cuyas cifras son demoledoras. Bajo el nombre Roush P-51 Mustang, los muchachos del taller elevaron la potencia del V8 5.0 L hasta los 727 CV y 827 Nm de torque, un aumento de casi 300 caballos a partir de un compresor mecánico de 2.3 L. Para llevar toda esa furia a las ruedas, los clientes tiene la opción de dos cajas de sexta, automática o manual.

Además de esto, el coche recibe una serie de adecuaciones en la suspensión dotada de espirales y frenos de alto rendimiento. El set se completa con llantas de 19" con neumáticos Continental Tire ExtremeContact Sport, además de un kit estético y también aerodinámico, que incluye paragolpes, un splitter, un capó con toma de aire, guardabarros más anchos, spoiler y difusor. En el interior, este Roush P-51 Mustang luce asientos forrados de cuero, la palanca de cambios en rojo y pedales de aluminio.

Sólo 51 unidades serán hechas de este modelo, que tiene un costo adicional al del Mustang GT de USD 45.000.

 

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinás? Contanos