Novedades

Citroën C4 Cactus, una renovación con muchos cambios

El modelo de Citroën pierde su toque más distintivo en esta actualización: los airbumps laterales.

Citroën C4 Cactus, una renovación con muchos cambios

Cuando en 2014 se lanzó en los mercados mundiales el C4 Cactus, Citroën lo definió como su "primer crossover", amparados en su particular diseño y robustez, con sus inconfundibles airbumps y curvas. A partir de ese momento, Citroën tomó este diseño como base para el desarrollo de su nueva generación de modelos, haciendo foco una amplia capacidad de personalización.

Sorprendentemente, una de las características más sobresalientes de este modelo, los airbumps, parecen no haber tenido el éxito que se esperaba. A pesar de darle su "toque" al modelo, Citroën presentó una renovación del modelo que prescinde de esas protecciones plásticas icónicas en perjuicio de unas más chicas

¿Hatchback o crossover?

Una de las cosas que llama la atención es su estilo, que ahora deja en el aire la pregunta, ¿es un hatchback o un crossover? La realidad es que pisa la línea entre los dos mundos, y desde estas líneas nos inclinamos a pensar que es un hatchback sui generis.

La parte frontal fue tomada del C3 y se destaca la parrilla con los chevrones integrados a lo largo de la misma. Los focos estilizados se unen a esta parrilla y sus líneas son ligeramente curvas a medida que nos acercamos a los costados. Vemos también una toma de aire ovalada por debajo, grupos ópticos separados en tres niveles y un paragolpes robusto. 

La silueta es casi idéntica al actual Cactus, con las protecciones plásticas recorriendo la parte de abajo y los nuevos airbumps, más pequeños, unidos por abajo. Finalmente, tenemos la línea de ventanas que se extiende hacia atrás a través de unas tenues líneas negras. Las llantas tienen nuevo diseño y se eliminan las llamativas barras que ofrecía el viejo Cactus, mientras que atrás cambia el diseño de las luces, la luneta y los paragolpes.

La opción de personalización sigue presente con nueve colores exteriores combinables con cuatro tonos para zonas específicas del auto. Eso sí, esta vez no existirá la opción de carrocería bitono.

Adentro

A pesar de tanto cambio exterior, el habitáculo apenas fue tocado por los diseñadores. Siguen el tablero horizontal minimalista, la pantalla táctil de 7” central con conectividad Mirror Link a Apple CarPlay y Android Auto, y el cuadro digital rectangular arriba del volante.

Hay un cambio importante con la eliminación del asiento estilo sofá tan publicitado por la marca en la primera generación de C4 Cactus. Ahora un túnel extiende la consola hacia atrás hasta finalizar en un apoyabrazos central. Según Citroën, el interior fue desarrollado bajo la filosofía Advance Comfort, ofreciendo "asientos mucho más confortables y una mayor insonorización del habitáculo".

Ah, lo que sigue lamentablemente igual son las ventanas traseras, que siguen siendo ventiletes.

Cambios motores

La plataforma del nuevo C4 Cactus sigue siendo la misma PF1 anterior pero las medidas apenas cambian. De largo tiene 4,17 metros (13 mm más), de ancho otros 1,71 metros y entre los ejes hay 2,6 metros, lo que permite incrementar el espacio disponible en las plazas traseras y mantener el generoso baúl de 358 L, que llega hasta los 1.170 L abatiendo los asientos.

Debutan los nuevos amortiguadores con tope hidráulico progresivo, que ofrecen un mayor recorrido para filtrar las imperfecciones, eliminando de paso el efecto rebote en las irregularidades marcadas. Esta avanzada suspensión debutó en el Citroën C5 Aircross lanzado en ChinaBajo el capó se mantendrán los motores nafteros PureTech de tres cilindros y 1.2 L con 82 y 110 CV, y se une una variante turbo con 130 CV. Las opciones diésel serán los BlueHDi 1.6 litros con 100 y 120 CV.

Una importante novedad es la incorporación de mucha de la tecnología que Citroën viene añadiendo en sus modelos en los últimos años. Tenemos freno de emergencia, alerta de punto ciego, asistente de cambio de carril, lector de señales, HUD y sistema de encendido sin llave, asistente de estacionamiento, y el control de grip. El nuevo Citroën C4 Cactus debutará comercialmente en Europa a fin de año.

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos