Test drive

Prueba FIAT Toro 1.8 Nafta 4X2

La casa italiana busca desquitarse con la versión naftera de su pick-up, ¿estarán los 130 CV a la altura del producto?

FIAT Toro 1.8 Nafta a prueba

A mediados de 2016 FIAT salió a patear el tablero con la Toro, una pick-up compacta pero que, a diferencia de la Strada que derivaba del Palio original, comparte plataforma y fábrica con los Jeep Renegade y Compass. Esto, no solo le permite ser más moderna y ofrecer suspensión trasera multibrazo, también entregar cuatro puertas y espacio real para adultos en las plazas traseras.

el producto de FIAT apuntaba más arriba

La Toro no llegó sola, Renault aterrizó con la Duster Oroch y la misma propuesta de 4 puertas, 5 asientos, suspensión trasera multibrazo, pero el producto de FIAT apuntaba más arriba con un despliegue que incluía motor TDi de última generación, versión 4X4 con caja AT de 9 cambios y un nivel de equipamiento importante… Hasta acá veníamos bien, pero pasaron cosas… el motor TDi trajo problemas a algunos usuarios, la marca tardó en dar respuesta (ver acá), se viralizó y se puso en juego la reputación de la Toro.

Ahora, FIAT busca exorcizar el tema con la versión naftera de la Toro y para ello recurrió al conocido 1.8L 16V EtorQ EVO asociado (por ahora) a caja automática de 6º y tracción simple. ¿Están los 130 CV y 171 Nm a la altura de las circunstancias? Vamos a analizarlo en esta prueba.

Un repaso general

Antes de arrancar vamos a analizar un poco el producto que ya conocemos. Estéticamente hay que destacar como FIAT le dio personalidad a la Toro y además se la jugó por un estilo distinto con las tiras LED arriba y los faros principales redondeando la sonrisa con la parrilla. Me gusta como aprovecharon el hecho de tener estructura autoportante que deja la caja unida a la cabina, para darle un estilo más SUV.

Se nota que hay esmero en la percepción de calidad

Adentro tenés muy buena calidad de materiales, los plásticos no son mullidos, pero a no confundirse, prácticamente ninguna chata del segmento mediano los ofrece y los precios son más suculentos. Se nota que está todo bien unido, que hay esmero en la percepción, con engomado en los portaobjetos y todos los botones y perillas (salvo las palancas de la columna de dirección) con buen tacto.

Atrás, una persona de 1,75 entra bien atrás de un conductor de su misma altura y tiene buen despeje para la cabeza. Solo la cintura tan alta complica a los claustrofóbicos por el poco cristal disponible.

Equipamiento, seguridad y multimedia

incluye el Pack Seguridad con 7 airbags, ISOFIX y ESP

La dotación de la FIAT Toro Freedom nafta es muy completa, podés verla acá, pero destacamos tapizado en cuero, climatizador bi-zona, espejos con plegado eléctrico y cámara de retroceso, entre otros. El tablero incluye el display más simple, monocromo, pero con muchiiiisima información, y la deuda queda en el equipo multimedia con pantalla táctil chica, navegador propio algo vetusto y sin posibilidad de espejar teléfono con Android Auto o Apple CarPlay.

En seguridad, se incluye el Pack con 7 airbags, ISOFIX y ESP que le permitieron lograr 4 Estrellas de Latin NCAP (ver acá) a la versión con solo dos bolsas de aire.

A la carga y con auxilio

Tiene un auxilio en mismas medidas que las titulares

La caja de la FIAT Toro mide 1.364 mm de ancho (1.088 mm entre guardabarros), 1.334 mm de largo y 591 mm de alto para una superficie de 1,5 M2 y un volumen de 820 L. La capacidad de carga se bajó de la tonelada en las versiones diésel a 650 kilos y la caja viene con protector y cobertor de lona que ante grandes lluvias mantuvo muy bien impermeabilizada la caja.

Debajo del piso tenemos un auxilio en medida 215/65 R16, misma que las cuatro titulares pero en chapa.

A la carga 2: Comportamiento dinámico

Llegó la hora de la verdad, el desempeño del 1.8L 16V frente a una masa que supera los 1.660 kilos. Te anticipo la respuesta, asociado a una caja automática no se siente rápido, especialmente cuando vas de golpe al fondo del acelerador, pero se siente mejor de lo que esperaba en tránsito normal. La caja te da buena suavidad de marcha, las suspensiones aíslan muy bien (además, tenés despeje para “volar” lomos de burro) y la dirección es súper ligera a velocidades de estacionamiento, pero se endurece correctamente a ritmo de avenidas.

Tenés levas detrás del colante

Saliendo a la ruta, la 6º calma al motor, eso sí, al velocímetro le va a crecer la nariz, y mucho, porque miente en 12 km/h. Así a 132 de velocímetro vas a 120 reales, aunque el tacómetro se mantiene calmo con la aguja alrededor de las 2.700 rpm. A esta velocidad (la real) la insonorización es muy buena. La FIAT Toro te ofrece también buena estabilidad en recta, y dobla muy bien; ojo, acordate que ni el ESP puede contra la física que imponen su altura y despeje. Volviendo a las prestaciones, para el 80 – 120 km/h (reales) necesita 12,34 segundos, de los cuales la caja demora en torno de 2 para rebajar. La buena noticia es que tenés comando secuencial de cambios ya sea en la palanca como con levas detrás del volante.

La peor cara de la FIAT Toro nafta está en el consumo. A 120 km/h reales el 1.8L pidió a cambio 8,9 L/100 km, y en ciudad 14,7 L/km que va a ser el menor registro incluyendo algo de autopistas urbanas.

Conclusiones

La FIAT Toro es un gran producto en varios aspectos incluyendo diseño, calidad, seguridad, equipamiento y comportamiento; sin embargo, es un producto que funciona muy bien con el motor 2.0 TDi. Al pasar al 1.8L nafta la cosa se complica un poco más, perdés la posibilidad de tracción 4x4 y prestaciones, pero sobre todo en consumos. El 2.4L de la Compass sería ideal, si bien es gastador, justifica más el consumo con sus 170 CV, 229 Nm, además de la posibilidad de tracción 4x4 y la caja automática de 9 cambios. Obviamente el precio no sería el de esta Toro 1.8 Freedom que es realmente muy competitivo.

Obviamente vos sos el que decide la compra, nosotros te contamos lo que nos parece cuando la probamos el producto para darte una referencia y además, haciendo click acá tenés el comparador donde la podés enfrentar contra el producto que quieras.

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinás? Contanos