Novedades

BMW X5 y X7, con el toque M que se necesita

A la espera de que lleguen las X5 M y X7 M, estas son las SUV más potentes de Bavaria.

BMW X5 y X7, con el toque M que se necesita

Menos de cinco segundos les toma a estos dos colosos en alcanzar los 100 km/h. Imagina lo que debe sentirse ir en un auto común y que de la nada te adelante una enorme SUV acelerando a fondo. Es una sensación miserable, pero que te da una idea de lo que hace el nuevo V8 de 4.4 L biturbo en las X5 y X7 de BMW.

Ambas desarrollan 530 CV y 750 Nm de torque, derivadas gracias al motor que emplean. Estos bloques cuentan con cigüeñales reforzados, camisas reforzadas, pistones reforzados, culatas... todo reforzado. Otras mejoras que recibe esta unidad versus la anterior, son turbos más grandes, inyección directa que ahora presuriza 350 bar y lo último en actualizaciones para el sistema Valvetronic y Doble Vanos.

BMW le ha provisto a estos dos modelos con una linea de escape deportiva M, la cual obviamente tiene funciones técnicas que van en apoyo de la potencia del motor. Pero como no necesitas 530 CV para tus tareas diarias y BMW lo sabe, le ha entregado modos de manejo que alteran las curvas de sensibilidad en la transmisión, dirección, acelerador y rigidez de la suspensión. Claro que puedes colocar todo en Sport Plus y sacar la bestia que llevan estos familiares, de igual modo.

El V8 de ambos X se adminsitra a partir de una caja automática de octava y un sistema de tracción xDrive inteligente, que comprende entre sus herramientas, la gestión electrónica y bloqueo del diferencial trasero, así como el trabajo conjunto con el control dinámico de estabilidad para así asegurar la máxima tracción en todo tipo de curvas.

Apoyando esta tarea se encuentra la suspensión deportiva M adaptativa para la X5 y la suspensión doble adaptativa con regulación neumática para la X7, que incluso puede bajar su altura para mayor estabilidad (o subirla 40 mm en caso de enfrentar obstáculos).

Y si la dirección electromecánica Servotronic no te parece lo suficientemente reactiva, BMW también ofrecerá un sistema de dirección eléctrica en el eje trasero que otorga mayor maniobrabilidad y estabilidad. Si a esto le agregamos las llantas de 21" y frenos M deportivos, nos queda un chasis lo suficientemente capaz para entregar altas emociones.

Como últimos detalles, estos nuevos M Performance se distinguen por sus tomas de aire de mayor caudal, algunos acentos por aquí, faldones por allá, que acompañan el look deportivo del modelo, así como elementos pintados en color grafito o negro. El interior se nutre de cuero Vernasca con costuras contrastantes, insertos de madera oscura en alto brillo (o aluminio si lo deseas) y Alcántara para los forros superiores, manteniendo el alto contenido tecnológico de sus variantes menos deportivas.

 

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinás? Contanos