logo autocosmos Vendé tu auto
Automovilismo

¿Por qué son feas las nuevas trompas de los F1?

Los nuevos morros con forma de nariz tienen una explicación. Analizamos las causas.

¿Por qué son feas las nuevas trompas de los F1?

En 2012 los F1 presentaron unas horribles trompas escalonadas producto de un cambio reglamentario, este año, las nuevas reglas de la Máxima estaría haciendo que los frentes de los monoplazas luzcan, por decirlo de alguna manera, fálicos. ¿Por qué son tan feas las nuevas trompas?

Para comenzar, haremos un análisis completo de los cambios que impuso la FIA para 2014. El más notorio es el referente a los motores que pasaron de los 2.4L V8 a unos 1.6L V6 turbo con una potencia que bajaría de los anteriores 760 a 600 caballos. La pérdida de empuje será compensada por un ERS (por las siglas en inglés de Sistema de Recuperación de Energía) que duplica su potencia del KERS, pasando de 80 a 160 caballos.

El nuevo sistema de empuje eléctrico genera energía durante el frenado y también aprovecha el calor generado por el turbo. Como resultado, se puede utilizar más tiempo por vuelta (de 6 a 33.33 segundos) y según McLaren, mejoraría en más de 2 segundos el crono por ronda.

Asociado al rendimiento de los nuevos motores, que según Renault serán un 35% más eficientes que los 2.4L, los tanques están limitados a 100 kilos de combustible respecto de los 160 que se utilizaban normalmente en 2013.

Otros cambios importantes para 2014 involucran al alerón trasero que pierde el ala inferior, mientras que la superior debe ser más plana. Además, el escape debe salir por la parte alta del centro de la zaga y no puede haber ningún aditamento aerodinámico que altere su flujo.

Estos, obviamente, no son los cambios que han empujado a crear las nuevas narices en las trompas. La clave para que los F1 2014 luzcan como un tapir que supera los 300 km/h están en otro lado.

Los principales cambios en el frente están relacionados con la nueva normativa que exige bajar toda la sección que envuelve las piernas del piloto, acercando al piso a toda la trompa que pasa de unos 550 mm en 2013 a apenas 185 mm en 2014. A esto debemos sumarle que la FIA decidió achicar en 150 mm el alerón delantero, ya antes era quedaba muy expuesto y era fácil dañarlo en cualquier toque.

Así, intentando cumplir con todas estas normativas, los nuevos F1 muestran protuberancias angostas que se extienden hacia el frente como trompas, o cualquier otra comparación fálica que se te pueda ocurrir.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas