logo autocosmos Vendé tu auto

Nueva

Renault Alaskan

Hecha para los que hacen

Conseguila

Voucher por $400.000

Test drive

Test VW Nivus: ¿Aventurero, crossover, SUV? ¿Vale la pena por su precio?

El nuevo modelo de Volkswagen se planta a mitad de camino entre el Polo y el T-Cross, ¿Qué tal es esta nueva propuesta?

Test Volkswagen Nivus 200 TSi

La moda de los SUV, Crossover, aventureros, y afines, no solo está tomando el lugar de todos los modelos tradicionales, sino que está creando nuevos nichos. Un buen ejemplo es este VW Nivus que voy a analizar en esta prueba de manejo.

VW Nivus: entre el Polo y T-Cross

El Nivus se basa en la plataforma MQB A0, misma que usan Polo, Virtus y T-Cross. Hasta acá sabemos que esa base puede ofrecer dos distancias entre ejes, la corta (Polo) y la larga (Virtus y T-Cross).

En lugar de hacer un simple Polo Cross, Volkswagen decidió ir un poco más lejos, ¿cómo? Acá va la receta:

  • Usa la distancia entre ejes corta del Polo
  • Agrega un voladizo trasero más largo

Esto último tiene implicancias en dos aspectos fundamentales, diseño y baúl, vamos a analizarlo ya mismo.

Diseño VW Nivus: más que un Polo Cross

Estéticamente, el lateral del Nivus es prácticamente al del Polo hasta el remate de las puertas traseras. Obviamente se suman los elementos que llamo de la imaginería off-road:

  • Barras de techo
  • Protectores de guardabarros
  • Protectores de zócalos
  • Despeje aumentado a 190 mm

Los verdaderos cambios se notan especialmente en el frontal donde se aplica la nueva imagen de VW, especialmente de sus SUVs.

Entre las principales características del VW Nivus tenés:

  • Parrilla que se mete por debajo de los faros
  • Tramado específico de parrilla
  • Decorados satinados en tomas de aire
  • Boca inferior con corte descendente en los extremos
  • Rompenieblas verticales

Ahora sí, llevamos a la retaguardia y ahí aparece el gran diferencial del Nivus. El voladizo trasero más largo lo hace parecer más grande, pero también le da un perfil deportivo gracias al portón alargado, casi de fastback… eso sí, bajo ningún aspecto vamos a decirle coupé.

En la retaguardia aparece el gran diferencial del Nivus

Rematan el plafón negro que une a las ópticas, en esta caso con luz LED en forma de P estirada, el spoiler negro y algún que otro decorado en el paragolpes.

VW Nivus: Baúl y auxilio

Estirar el voladizo trasero (es decir todo lo que sobresale de la rueda posterior hacia la cola) también trae un baúl más grande.

La capacidad de carga es de 415 litros, es decir 115L más que el Polo y solo 5L menos que el T-Cross. El baúl está muy bien terminado, tiene las guías para el piso firme que genera un doble fondo, pero en este caso vino un piso de material delgado.

Respecto de la rueda de auxilio, es un Ni, no es una óreo, pero tampoco es de la misma medida que las titulares. En este caso probé la versión Highline que trae unas 205/55 R17 (ya veremos cómo influye en el confort de marcha) y el auxilio es un 195/65 R15, no falla por mucho, pero la marca recomienda ir a 80 km/h máxima.

Interior VW Nivus: te conozco mascarita

El Nivus comparte tablero con sus compañeros de plataforma. Las grandes diferencias acá están en el tratamiento cromático y el equipo multimedia.

En el aspecto del color, toda la paleta vira hacia lo oscuro, desde el torpedo central que abandona el gris, hasta el techo negro, pasando por los decorados en piano black.

todo se siente perfectamente ensamblado

Los plásticos son duros al tacto, pero todo se siente perfectamente ensamblado, no solo por la precisión, sino por la gran sensación de solidez que entrega.

Pasando a las plazas traseras, el espacio es bueno, pero no exuberante como en T-Cross. La distancia entre ejes del Polo acota el espacio para las piernas, aunque hay espacio de sobra para las rodillas de alguien de 1,75 metros sentado atrás de un conductor de la misma altura. Las cabezas también tienen suficiente despeje hasta el techo.

VW Play, el nuevo equipo multimedia que debuta en Nivus

Una de las novedades de Nivus es el equipo multimedia. Llamado VW Play, la marca lo irá aplicando al resto de sus modelos producidos en la región a medida que los vaya actualizando.

Entre las características principales del VW Play tenés:

  • Pantalla de 10”
  • Posibilidad de descargar Apps
  • 10 GB de memoria para guardar Apps
  • Conectividad con Android y Apple

Solo presente en la versión Highline, los menús son claros y la velocidad del sistema perfecta, lo que redunda en su facilidad de uso, sin embargo, VW se entregó a una moda que, en lo personal no me gusta: ahora todo es táctil.

VW se entregó a la moda donde todos los controles son táctil.

Para que me entiendas, ahora para mover el volumen hay que apretar un “botón” en la pantalla, te despliega la barra de volumen y ahí la movés con la mano… todo esto lo tenés que hacer mirando la pantalla porque es plana y no hay forma de identificar los botones. Una perillita hubiera sido lo ideal, ya que con los botones del volante tampoco podés bajar o subir el volumen rápido.

VW Nivus: Seguridad

Además de utilizar la nueva plataforma MQB A0 que ya fue probada con éxito por LatinNCAP en otros modelos, el Nivus incluye de serie:

Los sistemas obligatorios por Ley en Argentina:

  • ESP
  • ISOFIX
  • 5 apoyacabezas
  • 5 cinturones de seguridad de 3 puntos
  • Doble airbag

Sobre esto suma

  • Airbags laterales y de cortina
  • Frenos a disco traseros

En el caso de la versión Highline te suma:

  • Control de crucero adaptativo (ACC)
  • Alerta de colisión inminente con autofrenado de emergencia
  • Monitor de presión de neumáticos
  • Detección de fatiga
  • Frenado automático después de un choque

VW Nivus, equipamiento de confort

Vamos a lo concreto, el Nivus Highline viene bien dotado… Tenés acceso y encendido “sin llaves”, climatizador de una vía, faros LED con encendido automático, cuero y retrovisores con plegado eléctrico, entre lo más destacado.

VW Nivus: comportamiento dinámico

Ahora sí, llega la hora de la verdad, ¿qué tal es manejar el nuevo Nivus? ¿Se siente como un SUV? ¿Qué tal empuja el 200 TSi siendo un pequeño 3 cilindros?

Posición de manejo del Nivus

Empecemos por la posición de manejo, es muy fácil de adaptar a tu gusto con regulación de altura y profundidad de volante, y de altura para asiento. Las butacas son cómodas, con el asiento largo y buena sujeción lateral.

la experiencia de manejo es más de un auto alto que de un SUV

La visibilidad es todo lo buena que puede ofrecer un auto moderno (que suele ser mala por cintura alta y pilares gruesos), los espejos son correctos y en su ayuda aparecen sensores de estacionamiento delanteros y traseros más cámara de retroceso.

Dicho todo lo anterior, la experiencia de manejo es más de un auto alto que de un SUV, no tenés la misma vista dominante que te da la altura de una “camioneta”. Esto no es ni bueno, ni malo, depende de lo que estés buscando.

Manejo del Nivus

VW está teniendo un cambio en la filosofía de sus autos, históricamente sus productos eran más orientados al conductor, con un tacto más directo y “mecánico”. El Nivus suscribe a un nuevo enfoque más soft, ¿qué quiere decir esto y donde se manifiesta?

El Nivus suscribe a un nuevo enfoque más soft

Las suspensiones del Nivus son indulgentes, solo las imperfecciones de canto agudo te hacen acordar (con un sufrimiento) que las llantas son muy grandes o el caucho angosto. La dirección está más asistida, y algo similar pasa con el pedal de freno, suave, con recorrido corto  y algo difícil de modular a baja velocidad.

No te engañes, el Nivus no es malo para manejar, es muy estable en ruta, la dirección apunta bien y el equipo de frenos se nota poderoso. Sumale una muy buena insonorización de cabina y los 200 Nm del motor… ¿qué onda con eso? Te lo cuento.

200 TSi: 1.0L, 3 cilindros y turbo para Nivus

Ya sabés, el Nivus es el encargado de estrenar en Argentina el motor moderno de Volkswagen en el segmento B, el 200 TSi.

Bautizado por su torque se trata de:

  • 3 cilindros
  • 12 válvulas
  • Doble variador de levas
  • Turbo
  • 115 CV y 200 Nm

200 Nm es la misma fuerza que en un 2.0L aspirado

Para que entiendas de lo que hablo cuando destaco el torque, es la misma fuerza que en un 2.0L aspirado pero constante entre las 2.000 y 4.000 rpm. Para hacerte una idea de como reacciona, pasemos a las mediciones del 80-120 km/h, prueba que simula un sobrepaso en ruta:

VW Nivus

Recuparación 80-120 km/h

En D

7,8 segundos

En 3º

7,4 segundos

Lamentablemente no tengo las mediciones de recuperación de Polo, pero si lo comparamos con T-Cross 1.6L 16V MSi (que es un poco más grande) se nota como el torque del Nivus hace la diferencia ya que la mejor marca del SUV fue de 10 segundos.

El motor no tiene vibraciones, pero si algo de demora en la entrega de potencia (famoso turbolag). A diferencia del 1.4TSi que va construyendo una pared de fuerza, acá el empuje entra algo de golpe alrededor de las 2.000 rpm.

el empuje entra algo de golpe alrededor de las 2.000 rpm.

La caja automática de 6º hace buen trabajo, aunque por momentos se nota que no hay buen entendimiento con el motor. A veces, para ahorrar combustible pasa el cambio a tan bajas vueltas que dejar el motor por debajo del punto donde el turbo ya está funcionando en plenitud, lo que te hace sentir algunos baches de empuje.

Si sos moderado con el acelerador, no se siente particularmente rápido, pero si tenés pie derecho más pesado, vas a notar lo bien que empuja. Hablando de trato del acelerador estos fueron los consumos que medí:

Consumos VW Nivus 1.0 TSi AT6

Consumos

VW Nivus

Autonomía

Ciudad:

10,2 L/100 km

510 km

120 km/h:

7 L/100 km

742 km

Promedio:

8,6 L/100 km

Tanque de combustible: 52 L

Comparando los consumos con Polo y T-Cross, los resultados son muy similares, pero las prestaciones del 200 TSi son muy superiores con lo que el resultado es positivo. Hay que destacar que combinados con los 52 litros del tanque de combustible, la autonomía es más que buena.

VW Nivus: Conclusiones

Aplaudo que el Nivus no sea un simple Polo levantado y con decorados estilo off-road. Volkswagen decidió hacer cambios, con frontal propio, pero sobre todo distinto remate que le de otra estética y un baúl muy grande.

En el lado negativo el espacio en las plazas traseras no es tan amplio y con las llantas de 17” del Highline, no tiene mucho para salir del asfalto.

El motor es interesante, en el lado negativo demora en entregar el empuje y cuando lo hace es algo abrupto, en el positivo te da muy buen empuje con consumos muy aptos para sus prestaciones.

¿Vale la pena comprarlo? Creo que Volkswagen exagera con el precio, pero vos sos el que decide si vale o no la pena… ¿Qué pensás? Dejá tu opinión en los comentarios explicando tus razones.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas