logo autocosmos Vendé tu auto

Conseguí hoy tu

Auto soñado

en Autocosmos

Conseguilo
Industria

Volkswagen Fox, su historia

El modelo dejó de fabricarse y repasamos lo más destacado en sus 18 años de existencia.

Volkswagen Fox, su historia

El anuncio de Volkswagen de que el Volkswagen Fox dejó de producirse en la planta de São José dos Pinhais para darle lugar en la cadena de montaje al VW T-Cross nos dá pié para repasar la historia de este modelo, que sumó nada menos que 18 años de existencia.

Sus comienzos

El Volkswagen Fox fue presentado en 2003 como un hatchback fabricado y diseñado íntegramente en Brasil, sobre la plataforma del Polo. Al principio se lo conoció como “Proyecto PQ24” y “Volkswagen Tupi” hasta que finalmente adquirió su nombre definitivo, Fox (del inglés, zorro).

En su concepción, el VW Fox tenía la misión de reemplazar al exitoso Gol, pero Volkswagen no logró que el Fox tuviera un costo lo suficientemente bajo como para competir con el rey del mercado popular. Así, pasó a estar en una escala de valores superior a la de Gol e inferior a la de Polo.

El VW Fox en Argentina

El Fox llegó a nuestro mercado en 2005 y se mantuvo vigente durante 15 años. Siempre fue importado desde Brasil, salvo entre 2008 y 2010, cuando se fabricó aquí la versión Diésel de 5 puertas y 1.6L.

En sus 15 años de historia en el mercado argentino, el Volkswagen Fox vendió un total de 145.064 unidades (ACARA).

Volkswagen Suran, la variante familiar

La versión familiar del Fox se comenzó a fabricar en Argentina en 2006, denominándose VW Suran, aunque en Brasil se lo conoció como SpaceFox y en México como SportVan. Para crear mayor espacio interno, su voladizo trasero fue alargado en 360 mm con respecto al hatchback.

Más adelante se crearía también una versión de corte aventurero denominada Suran Cross, que también fue conocida como Space Cross en otros mercados. El VW Suran evolucionó a la par del Fox y se fabricó en Argentina hasta 2019.

A la aventura con el CrossFox

El VW Fox se destacó por ofrecer una posición de manejo elevada, un buen espacio interno (gracias en parte a su butaca trasera deslizante) y por dar vida a un sinnúmero de ediciones especiales, como el aventurero CrossFox.

Este modelo con suspensión elevada, accesorios aventureros y neumáticos mixtos tal vez fue artífice de la transición hacia los modelos tipo crossover, ofreciendo características que hoy prevalecen en la industria.

Sus motores

En sus 18 años de historia, se fabricó con estos motores

Nafteros

  • 1.0L y 73 CV
  • 1.6L y 98 CV
  • 1.6L y 101 CV
  • 1.6L y 110 CV (MSI)

Diésel

  • 1.9 L y 64 CV

Todas las opciones de motorización fueron siempre de 4 cilindros y estuvieron asociadas a cajas manuales de 5ta o a (la infame) automática robotizada I-Motion.

Curiosidades y polémicas

- El Volkswagen Fox también fue exportado a Europa, aunque allí se lo posicionó como sucesor del Lupo, el modelo de entrada de gama de la marca. En el Viejo Continente se ofrecía con un paquete de seguridad que le valió 4 estrellas de EuroNCAP, organismo que denunció que desde la misma fábrica de Brasil salían modelos con seguridad diferenciada para el mercado europeo que el sudamericano, que tenía menos equipamiento y refuerzos de seguridad. En su momento fue un escándalo de muchos otros tantos en la industria del Mercosur, que ayudó a la creación de la actual LatinNCAP.

- Al momento de lanzar el Volkswagen Fox en los mercados latinoamericanos, uno de los grandes países objetivo era México, pero a comienzos del siglo XXI el presidente de ese país era Vicente Fox, por lo que allí tomó la denominación de Volkswagen Lupo para evitar problemas.

- Otro problema de seguridad ocurrió en 2008, cuando varios usuarios del Fox en Brasil sufrieron mutilaciones en sus dedos al rebatir los asientos traseros del vehículo. Se hizo un recall para corregir el problema, utilizando suplemento textil para cerrar el orificio que cortó los dedos. Según Volkswagen, la solución fue definitiva, pero el sistema que ofrece este riesgo no fue reemplazado por el sistema que se instaló en los autos para exportación.

- Una curiosidad divertida es que el nombre original de este auto (VW Tupi, en honor al pueblo originario amazónico) fue descartado porque en inglés suena muy similar a “too pee”, que significa “demasiado pipí/ mucha orina”.

Para muchas personas fue uno de sus primeros autos, un vehículo distinto al archiconocido Gol, un escape aventurero o la posibilidad de subir a toda la familia, así como también para otras personas fue testimonio de la discriminación que hacen las grandes marcas hacia los clientes latinoamericanos en cuanto a seguridad y la evidencia palpable de lo permeables que son los gobiernos locales a los lobbys empresariales para dejar la vara baja en materia de legislaciones que cuiden la salud de los usuarios.

Lo cierto es que la plataforma del VW Fox ya era muy vetusta y celebramos que la marca ponga la mira en productos más modernos y con mayor seguridad para los mercados de la región.

¿Tenés alguna historia arriba de un Volkswagen Fox? ¿Qué fue lo que más y menos te gustó?

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas